lunes, 26 de octubre de 2009

HIJOS PRODIGOS Y TROIKAS (¡VOLVIO EL COLECCIONABLE!)

Como bien suscribía en mi pataleta, casi nos quedamos sin coleccionable de Batman, por lo menos hasta el 30, mientras que el de Superman había dejado de llegar a provincia. Más tarde algunos contaban que recibieron por correo una respuesta de Alfa, la distribuidora de este cómic, expresando que volvería los kioscos. Y así fue, de hecho la semana llegó el nº 31 y una día después, el nº 32 (dos en una semana! dolor). Así son las cosas, ni el kiosquero entendía y al final sigo creyendo que todo esto es una falta de respeto a los lectores - y nuevos lectores - que siguen estas colecciones.

Pero no cabe duda que hubiera sido bastante desagradable quedar con los capítulos a medias. Más encima, faltaba un tomo para que cerrara “Prodigal” (Hijo pródigo)… claro, ya lo tenía en versión VID, pero la edición del coleccionable español le pega mil patadas en la raja, y eso es otra historia.

El en tomo 31 ocurren lo últimos momentos de Dick Grayson, alias Nightwing, usando la capucha del murciélago. Creo que este tomo tienen momentos notables, como la divergencia en los métodos y de narices detectivescas de Tim Drake y Dick, la penosa aparición de Jean Paul; y el final de la saga con Bruce regresado a tomar su lugar sin antes sacar los trapitos al sol por la insistencia de Dick, quien tenía un buen lote de esqueletos en el clóset.

En tanto en el tomo 32 está "Troika". Siempre tuve un drama con esta historia desde el punto le vista gráfico, por supuesto, porque como saga no es nada del otro mundo, y lo debería haberlo sido. En el primer episodio participa el tremendo Kelley Jones, quien asimismo hacía debutar a través de sus lápices a Bruce Wayne con su nuevo traje. No era menor que Batman cambiara su clásico atiendo que incluía colores plomo y azul oscuro; con calzoncillos incluídos.

Jones le imprimió un tono muy oscuro – literalmente – a sus trazos. Batman parecía una auténtica gárgola humana y ponía al murciélago en poses amenazantes y de antología. Hasta Robin salía ganando con el estilo de Jones. Pero ese goce dura sólo un episodio, porque en el resto del tomo, sin desmerecer a los dibujantes, Batman luce más típico y se nota la distancia gráfica con Jones. Y hay que reconocerlo: como saga que relata el regreso de Bruce Wayne al manto del murciélago tras la larga Knightfall y The Crusade, no fue para volverse loco y le sacaron muy poco partido. El enfrenamiento con la KGBestia y sus amiguitos rusos, podría haber dado más jugo. Bueno, la positivo es que el coleccionable tendrá un final en los kioscos de Chile.

Pd: El coleccionable de Superman también volvió a llegar a provicnia, pero desde el 11. Del 8 y el 9 nunca se supo. Más encima con el rollo de que algunos salieron en italiano... pffff. Suerte a quienes lo siguen comprado.

5 comentarios:

Pablo dijo...

Debo decir qe me gustaron ambos tomos, pero debe ser por el alivio de qe la colección se retomará. Como dices, es una falta de respeto.

Ojalá volviera SD, es todo cuanto puedo decir...

Bicho Azul dijo...

GRANDE SD, se mandaron hartas cagás, pero al menos cerraron la Crisis Infinita y no la dejaron a medias....

Deckard dijo...

En italiano??????????????????


Bueh... al menos quedaremos con la colección de Bats completa, y la falla en la distribución no es de planeta, sino de alfa ¿quien distribuia SD?... yo creo que por ahí va la cosa

Bicho Azul dijo...

Alfa siempre ha tenido sus yayas

Anónimo dijo...

What a great resource!