viernes, 4 de septiembre de 2009

JUSTICIA Y LIBERTAD

Reconozco que muchas veces mi objetividad (que no existe) se nubla cuando me refiero a obras donde está la firma de Alex Ross. Su fotorrealismo que conocí hace unos años con Marvels y que me dejó boquiabierto en Kingdom Come, aún me provoca cosquillas en mi subconsciente.

Hace tiempo que no adquiría algo pintado por Ross por razones de “mercado”. Lo he dicho muchas veces, el ser provinciano juega en contra para los comiqueros.

Por eso fue un placer ñoño el tener en mis manos JLA: Justicia y Libertad, pintada por Ross y escrita por Paul Dini. En otras palabras, el mismo equipo creativo de "Superman: Paz en la Tierra", "Batman: Guerra al Crmen", "Wonder Woman: El Espiritu de la Verdad" y "Captain Marvel: El Poder de la Esperanza" nos entrega una historia incombustible de la Justice League of América clásica.

Martian Manhunter, Superman, Wonder Woman, Batman, Green Lantern (Hal Jordan), Flash (Barry Allen) y Aquaman se reúnen para enfrentar una invasión alienígena típica pero que sus autores condimentan desde otro punto de vista. En este ocasión es el Detective Marciano quien narra los acontecimientos compartiendo con el lector su sentir interno como alienígena que ha escogido proteger a la humanidad junto a otros superhéroes que muchas veces son vistos como dioses.

El enfrentamiento al virus extraterrestre es la excusa para que el libro nos proponga una reflexión acerca de cómo son vistos seres superpoderosos por los gobiernos de la Tierra y cómo Superman o el Martian Manhunter, extranjeros superpodersoos en nuestro planeta, enfrentan el temor de quienes ven con suspicacia a los superhéroes a pesar de sus acciones altruistas.

Además, demuestra que la Liga funciona porque sus personajes se complementan perfectamente. Está claro que el Detective Marciano y Flash tiene algo más de protagonismo, pero es interesante ver que Batman está detrás de las cámaras en su Batcave siempre apoyando y asesorando a los más poderosos; o Superman, que aparece oportunamente cuando es necesario.

O sea, trabajo de equipo, lo cual Alex Ross plasma magistralmente en sus páginas. Creo que si hacemos el experimento de sacar los diálogos, la historia sigue funcionando perfectamente.

La historia gotea superheroísmo del clásico por todos lados, y esa es la gracia de Ross y Dini, que saben entregar una historia fresca y visualmente espectacular con los ingredientes más usados - y manoseados - en los cómics de superhéroes. No reinventan nada, pero rejuvenecen al más grande super equipo de los cómics. Mención aparte se merece la edición de Planeta España. De lujo. Le ponene cariño a sus ediciones los amigos de Europa.

3 comentarios:

ZiggyMan dijo...

Cierto. Esta es una historia hecha con cariño.

INFIERNO SILENTE dijo...

una delicia para los comiqueros amantes del papel entintado. uff como te envidio

Bicho Azul dijo...

Vale la pena, si lo ves por ahí, tienes que dar el zarpazo...