viernes, 22 de diciembre de 2006

POWER GIRL: LA HUERFANA DE LA CONTINUIDAD

A estas alturas del partido para nadie es un misterio que la Crisis en Las Tierras Infinitas si bien arregló el tema del multiverso y creó una continuidad más fuerte y coherente, quedaron muchos cabos sueltos que con el tiempo se transformaron en verdaderos dolores de cabeza. Ejemplos hay varios como Hawk Man o Power Girl, quien hasta la crisis era la prima del Superman de Tierra Dos, el original.

Aún recuerdo cuando en las “DC News “de las revistas Zinco de fines de la década de los ochenta informaban atónicos que la DC había decidido transformar a Kara en la nieta de Arion, el hechicero atlante. En aquella época se comentó que esta era una de las vueltas de tuerca más absurdas que habían hecho para encontrarle un “origen post crisis” a un personaje clásico y caía de cajón que no iba a funcionar.

La versión post Crisis de Kara se hizo más conocida cuando se enroló en la divertida y clásica Justice League Europe compartiendo protagonismo con Flash, el Hombre Elástico y el Capitán Atom, entre otros. Giffen y De Matteis, de la mano de ese clásico sentido del humor que hoy es leyenda, la presentaron como una mina fuerte, pesadita de carácter y con gran carisma. Recuerdo cómo le redujeron los poderes tras el crossover con la Liga América y su combate con el Hombre Gris en un intento para darle una identidad más propia sin el lastre de la pre Crisis.

El cagazo mayúsculo fue cuando en la mediocre Hora Cero Kara aparece porque sí embarazada y teniendo un hijo…¿para que? Aún me lo pregunto y hoy ya no importa la verdad. Tras esto, la heroína se transformó en un personaje que por más de dos décadas simplemente no tenía pasado… literalmente.

Y en el nuevo siglo Geoff Johns la mete a la Justice Society of America donde recupera un protagonismo más limpio y se entera que sus poderes no tenían una naturaleza mística. De a poco, comienza a manifestar poderes parecidos a los de Superman que incluso de prendían y apagaban confundiendo aún más a sus compañeros… y al lector. Más tarde, la llegada “oficial post Crisis” de Kara Zor-El, la nueva Supergirl y prima real de Superman, marcó una vez a Power Girl. Esto, más los acontecimientos del Camino a La Crisis, nos estaba dando la suficiente evidencia de que acá se escondía algo más grande, hasta que llegamos a “Viaje de Poder ".

Johns y la muy capaz Amanda Conner realizaron JSA: Classified que en cuatro números ofreció diferentes posibilidades para el origen de Power Girl, todas algo convincentes y creativamente posibles si tomamos en cuenta los cambios y rumbos erráticos que había tenido el personaje.

Que era la prima de Superman, que era nieta de Arión, que era Andrómeda, una daxamita de la Legión de Superhéroes enviada del siglo XXX al pasado fueron algunas de las posibilidades exploradas. Hasta dos de ellas eran muy pintorescas: la prima de Ultraman del Syndicate o que era la hija del futuro de Conner Kent (Superboy) y Cassandra (Wonder Girl). Lo cierto es que Kara es mucho más de lo que aparenta y los lectores siempre supimos qué era: ella es un rescoldo, una anomalía que quedó tras la crisis original. Al “irse” (entenderse esto como no morir físicamente) el Superman de Tierra Dos y ante los errores creativos del personaje, sabemos que a ella se le debe establecer un lugar, origen e identidad.

JSA Classified arranca cuando el Doctor Midnighter de la SJA está realizándole estudios y pruebas que lamentablemente no conducen a nada. A ratos, incluso Kara parece una kriptoniana y en otros no. Además, tras la llegada de la “nueva” Supegirl, Kara (o Karen) recuerda cuando pensaba que era la prima carnal perdida de Superman lo que le trajo alegría y estabilidad emocional. Pero ahora está desorientada hasta que aparece la Legión de Superhéroes y le dicen que es Andrómeda, una heroína del futuro. Tras esto, y el supuesto ataque que tuvo de un villano atlante, vemos que alguien está jugando con Kara.

Este no es otro que el Psicopirata, aquel icónico personaje que sabe la verdad que nosotros los lectores también conocemos: antes hubo un multiverso. En aquel momento, esta es la excusa perfecta para romper el chanchito de la Crisis y darnos luces de hacia dónde iban los tiros de las miniseries de los caminos.

La ventaja del lector al leer esta miniserie es que Kara seguiría siendo la misma de la etapa precrisis, o sea, la Power Girl de Tierra-2, superviviente de dicha tierra y prima de Kal – L, el Superman original, el creado por Siegel y Shuster y que cuando terminó la Crisis en Las Tierras Infinitas se fue al limbo con su esposa Lois Lane, Alexander Luthor y Superboy de Tierra Prime.

No es una historia de calidad asombrosa o para volverse loco, pero sirve muy bien en su propósito de romper la caja de Pandora respecto a la “verdad” de su origen. Jhons y Conner lo hacen en forma entretenida, con guiños y reflexiones que cumplen su cometido en el sentido de entregar una buena historia y abrir camino a la crisis. Y lo hace mucho mejor que otras que lo intentaron más pretensiosamente.

Sticker Design sacó esta miniserie de cuatro números en un solo tomo de gran calidad y que es un pilar si estás juntando toda todita toda la Crisis Infinita. La portada de Adam Hughes… sobran las palabras. Para hablar de lo sexy del personaje, hace falta otro artículo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿quién se iba a imaginar que la respuesta más aecuada fuera la verdadera?

Anónimo dijo...

ES una mierda de comic, si en el 2 de Crisis le cuentan toda la verdad
Ramiro, Mendoza, Argentina
PD: solo vale la perra tapa

Anónimo dijo...

que le poni oh, coloca la portada de poster entonces.

la JSA de power Girl tuvo un fin y lo cumplio

Bruno Diaz

ZOBAKO dijo...

PARECE QUE LO MEJOR DE ESE COMIC.....


ES LA PORTADA?????

CUAC!....


JAJAJAJAJAJAJ

Bicho Azul dijo...

jajajaa

no es una obra de arte, no hay duda, pero llegar a los extremos de afirmar que es un vidrio es como mucho