lunes, 9 de marzo de 2009

LOS VIGILANTE EXISTEN… Y SON AMERICANOS

Creo que esta era una de las grandes incógnitas de muchos fans del cómic: ¿cómo quedará en el cine la adaptación de la mejor novela gráfica de todos, considerada por propios y extraños como una obra de arte? Zack Snyder pudo hacerlo a pesar de las miles de observaciones ñoñas y no ñoñas que hagamos y que siempre van a surgir tras ver un film de la factoría del noveno arte.

En Watchmen – al igual que en 300 – vemos elevado a su máxima potencia el concepto de adaptación de una obra comiquera al cine, independiente si a algunos les gustó y a otros no. En “Los Vigilantes” el director respeta la obra original, la digiere, la transforma, la hace viajar del papel al celuloide conciente de las limitantes que tiene el llevar a cabo ese proceso.

Y también estuvo conciente que debía trabajar una creación que tienen miles de seguidores – claro que no a los niveles del Señor de Los Anillos por ejemplo -, que ha sido analizada por ríos de tinta y que es considerada en listados de mejores obras literarias “a pesar” de ser un cómic.

Y es ahí donde triunfa Snyder, al llevar casi literalmente la historia central y el tratamiento gráfico de los personajes de Alan Moore y Dave Gibbons, donde se da el lijo de poner mucha violencia, sexo, desnudos frontales masculinos, violaciones, sangre, machetazos, tripas en el aire y personajes con evidentes problemas sicológicos y distan mucho de modelos a seguir para triunfar en la vida.


Por otro lado, Snyder se propone exitosamente – gracias a los créditos iniciales muy logrados – poner al espectador frente a una línea temporal alternativa, donde los héroes enmascarados sí existen, EE.UU. ganó la guerra de Vietnam y el presidente norteamericano Nixon aún gobierna. Creo que el comienzo del film es uno de los mejores elementos de la cinta y el director logra una pieza magnífica.


Y creo que otro punto fuerte de Snyder es "calcar" viñetas cuidando todos los detalles. Por ejemplo, al Dr. Manhattan lo sentimos superpoderoso pero al mismo tiempo incómodo, ausente y artificial. Y para eso el CGI ayudó mucho. Su primera aparición en formato “gigante” o cuando está matando soldados en Vietnam es impresionante y funciona de maravilla en la pantalla grande.

Sin embargo, no todo fue perfecto. Y no se trata de quejarse porque el largo de la capa del Ozymandias no es de la misma longitud que en el cómic original o que el Búho Nocturno no se veía tan panzón. Lo que ocurre es que la versión fílmica tiene problemas de ritmo. Hay secuencias como cortadas, como puestas una tras otras forzosamente.

Y claro, es que la obra original son doce capítulos muy cargados de historia y multielementos. Además, hay incongruencias del soundtrack con lo que vemos en pantalla. Extrañé un score (música orquestada, no canciones “cantadas por un cantante”) más épico y superheroico… ejemplos sobran.

Quedé con gusto a poco en algunos pasajes importantes, como el origen de Dr. Manhattan o Rorchach. Quedaron bien cortados. Es que en el cómic son obras de tal peso, que sientes el que director tuvo poco tiempo para meter esos importantes momentos. Al menos no quedaron puestas con calzador. Respecto al Dr. Manhattan, creo que fallaron en su voz. Esperaba una voz más artificial y no tan “mamona”.


A Ozymandias, uf, creo que fue descuidado como personaje y eso que es importantísimo. Faltó contar más en detalle su origen, todo ese rollo con Alejandro Magno, sus viajes por oriente, etc., porque es vital para entender porqué hizo todo. En cuanto a Silk Spectre, mmmmm, plana, le faltó mucho a la actriz. La secuencia en Marte era de una carga dramática elevada y en el celuloide quedó bastante débil. La mina exquisita, rica, todo lo que quieran, pero le faltó carga dramática.

Lo mejor… Rorchach y The Comedian. El primero se roba la pantalla (genial toda la parte de la prisión, genial el actor) y el Comediante, bien, cínico y despreciable. Y Búho Nocturno, sí, transmitía impotencia. No roba pantalla, pero quedó bien.

¿Y el final? Sí, me gustó, quizás el pulpo síquico del cómic original hubiera quedado ridículo en la gran pantalla, pero la idea que propone Moore que la humanidad se une a causa de una posible invasión alienígena o de otra dimensión, es genial y a mi juicio coherente.

Es más, creo que en el mundo real es así cómo ocurrirá. Los hombres unidos al saber que no están solos y que podemos ser “invadidos” (para bien o para mal) por extraterrestres.

Watchmen no es la obra de arte perfecta que revoluciona el mito del superhéroes en la gran pantalla. Pero lo que importa es que Snyder hizo una buena película y fue muy respetuoso de la obra original.

Me hubiera gustado una trilogía, pero claro, a la primera parte le podría haber ido horrorosamente en la taquilla y hasta ahí llegamos con Watchmen. Ahora sólo resta esperar la versión extendida en el DVD.


2 comentarios:

Lucas Costa dijo...

coincido plenamente con vos, tal como la reseñe en mi blog (te paso la dirección más abajo para que me des tu opinión), es una película desequilibrada, con momentos muy buenos (cuando sintoniza a moore/gibbons) y momentos bizarros/horribles (cuando se pone a improvisar snider), las actuaciones me parecieron HORRIBLES, siendo bueno (salvo roschach) y me sorprendío lo poco que desarrollaron a ozymandias (no hablo del obvio error de casting y de enfoque de un personaje tan vital para la historia en el film), y el final me resulto idiota (la unión soviética aliandose tan rápido con usa dp de que le explota su propia arma en la cara??) además de que todo esta sobreexplicado y sólo se quedan con el sexo y la violencia que en muchos casos en el comic esta sugerdio. saludos, muy buen blog.
www.malditocerrado.blogspot.com

Bicho Azul dijo...

Así es... sólo resta a ver la versión extendida ahora... voy a revisar tu blog...

Saludos