lunes, 3 de noviembre de 2008

SUPERMAN Y LA LEGION JUNTOS DE NUEVO

Nunca fui muy fan de la Legion de Superheroes, ya que el enredo que se formó en torno a ellos tras la Crisis en las Tierras Infinitas fue un caos. En la etapa pre Crisis funcionaban muy bien dentro de la continuidad juvenil de Superman, pero en los noventas, mejor olvidarse de la Legión.

Sin embargo, una de las sagas más recientes del hombre de acero tiene como protagonistas a los chicos del futuro, y vaya que me gustó esta saga.

Dentro de las páginas de Action Comics, Geof Johns armó una historia muy entretenida, con mucha acción y personajes metiéndole mano a los viajes en el tiempo y la juventud de Clark, ahora el chico tímido con lentes muy alejado de la versión winner de John Bryne.

En fin. Pero el Superman adulto que nos presenta Johns proyecta mucho heroísmo y se consolida una vez más como un símbolo, una inspiración. Y el espléndido Gary Frank ayuda mucho, porque su Superman es Cristhoper Reeve por donde se le mire. Además, es un tremendo dibunate y le pone cariño al personaje, de eso no hay duda.

Sí, hay nostalgia pre Crisis en DC Comics. Hace años. La continuidad es una bolsa de gatos, pero no importa, lo que yo quiero es leer buenas historias. Da lo mismo que la Legión de Superhéroes original post Crisis desapareció en el Universo de Bolsillo y que en la Zero Hour (Hora Cero) también sufrió un borrón y cuenta nueva. Capaz que después de la Final Crisis, esta saga también no valga un rábano dentro de la continuidad. Pero al diablo.