lunes, 2 de julio de 2007

OFF TOPIC XXXI: LLAMAS A MI


Fue bueno no hacerme tantas expectativas de esta segunda entrega porque la primera, si bien me gustó, no acabó de convencerme del todo y por varias razones. Pero al menos cumplió con su propósito de introducir a los personajes que dan forma a los míticos Cuatro Fantásticos.

Los Cuatro Fantásticos siempre me han gustado entre tanto superhéroe clásico y otros más contemporáneos. No he podido seguir como quisiera su saga, pero al menos conozco al revés y al derecho la mítica historia que sirve de caldo de cultivo para esta segunda parte. Ni más ni menos que la saga de Galactus, el devorador de mundos.

En la secuela nos reencontramos con Jessica Alba (Sue Storm), Ioan Gruffudd (Reed Richards), Michael Chiklis (The Thing), Chris Evans (Johnny Store, The Human Torch), Julian McMahon (el Doctor Doom) y Laurence Fishburne, el legendario Morpheus poniendo la voz de Silver Surfer. No es el mejor casting, pero los actores cumplen bien es sus roles. Además, ver a Jessica en spandex es una bendición visual.

Al arrancar la película, encontramos a los héroes convertidos en celebridades mundiales. Richards y Sue están a las puertas de su matrimonio, The Thing tiene polola y aceptó su condición y Jhonny, bueno, sigue siendo el mismo pelmazo. Acá es donde entra en escena Silver Surfer, el emisario de la entidad devoradora de mundos, Galactus, quien se dirige a la Tierra.

La película está bien cargada a la comedia y a la aventura, que es en lo que se sustenta principalmente la saga de los Cuatro Fantásticos. Son ante todo aventureros con superpoderes, son una familia, son queridos por el público y son celebridades al igual que las estrellas de cine. Eso se transmite muy bien en esta secuela. El film tiene harta acción, los efectos especiales son espectaculares a pesar de la decepción del aspecto de Galcatus. Sé que todos hubiéramos querido una personificación más cercana al cómic, pero bueno, ya deberíamos estar acostumbrados a estas transposiciones comic – cine.

La saga que nos ofrece la historia es redonda y bien lograda. No hay pretensiones rebuscadas y se centra en ofrecer mucha acción. Las secuencias del Siver Surfer son notables, la Antorcha Humana está genial, y vemos a todos ocupar sus poderes por el bien de la humanidad.

Además, se hace justicia con Doom al mostrarlo como el villano que es, con agenda personal y sus delirios de dominación mundial.

En fin, me gustó bastante, no salí para nada decepcionado. La película me entregó mucha entretención y una buena historia en el tiempo justo. Y seguro que vamos por la tres.

2 comentarios:

mister x dijo...

Igual la pelicula es pasable.
Pero a mi no me gusta que al cine se le den estas licencias de cambiar lo que quieran ya que después las mismas editoriales estan dispuestas a estos cambios que no son necesarios e inclusive afectan al comic... todo esto en nombre del mercadeo... apesta!!

Bicho Azul dijo...

Juju, es verdad, pero lo relevante es que durante el tiempo que estuve dentro del cine lo pasé de pelos.